Reutilizar contenido en internet (I): Creative Commons

La cesión por parte de la Biblioteca Británica de más de un millón de imágenes a Flickr ha propiciado que le dé un repaso a los bancos de imágenes gratuitas y de libre distribución que podemos encontrar en internet, es decir, imágenes que podemos usar con algunas mínimas condiciones sin vulnerar los derechos de autor de sus propietarios. Antes de ello, sin embargo, me parece buena idea revisar cómo se plasman esos derechos de autor en internet, en concreto a las licencias Creative Commons, las más frecuentes en la red e incluidas en el conjunto de licencias Copyleft –se denominan así en contraposición a Copyright dado que regulan la libertad de difusión del material que protegen–.

Estas licencias están adaptadas a la legislación de numerosos países y dan la posibilidad de distribuir contenido, con o sin restricciones. Los condicionantes más frecuentes a la hora de poder reutilizar los contenidos sujetos a estas licencias son citar al autor de dicho contenido –algo que, no obstante, creo que habría que hacer siempre–, no utilizar la obra en cuestión para fines comerciales, no modificarla o distribuirla bajo la misma licencia que el autor original. En base a la elección de estos parámetros el autor dispone de una u otra licencia Creative commons. Para no extenderme, aquí tenéis la explicación sobre la tipología de licencias.

En este blog, por ejemplo, podéis ver debajo de cada entrada la licencia de Creative commons bajo la que están sujetos los contenidos del blog. Si pulsáis para obtener más información, aparece esta página en la que se detallan los término de la reutilización de los contenidos: citar la autoría y no utilizarlos para usos comerciales. En el caso de WordPress, existen plugins como este que he usado para esta página, con el que podéis configurar vuestra licencia de forma automática y detallar cómo queréis que aparezca en cada página.

creative

Es decir, que en la red se encuentra un gran número de información, imágenes, recursos, etc., que podemos utilizar para enriquecer nuestros contenidos sin tener que robar para ello, sobre todo en el caso de las imágenes.

En el próximo post, una recopilación de algunos bancos de imágenes gratuitas.

Fuentes / Para ampliar:

 

 

También te podría gustar...